Ayer estuvimos viendo “Princesas”, una estupenda película de Fernando León de Aranoa. Una de esas películas que teníamos en la lista de “aversilavemos”, desde hace ya bastante tiempo y que, entre unas cosas y otras, no lo habiamos hecho. La vimos tranquilos, como nos gusta, con tu cabeza reposando en mis piernas, y mis dedos jugando a viento entrelazado en tu pelo. Nada nuevo, pero me siento bien. En varios diálogos, salto un pensamiento. Más o menos venía a decir que existimos porque los demás quieren que existamos, porque nos quieren, nos añoran, nos esperan, nos aman, se ríen, nos disgustan, nos ayudan….

—¿Sabías que el mar aquí es muy importante? Donde mas…
—No hay mar aqui.
—Por eso, es donde más se piensa en él. Las cosas no son importantes porque existen, son importantes porque se piensa en ellas. Mi madre lo dice siempre, que existimos porque alguien piensa en nosotros y no al revés. Dice que lo dijo no se quien, pero yo creo que se lo inventa ella.

Sólo quería decirte que siempre existirás, Alba.

¿Otra copita?

Be Sociable, Share!
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>